Estrella Guerrero

Psicóloga infantil Sevilla

Unidad de Desarrollo Infantil y Atención Temprana UDIATE

Hospital Victoria Eugenia Cruz Roja

fisioterapia infantil

En el día a día, muchas son las situaciones y obligaciones a las que los adultos hacemos frente. El estrés, las prisas o las tareas pendientes pueden hacer que, a veces, perdamos la paciencia con nuestros hijos, actuemos de forma agresiva o de forma inadecuada o demos una mala contestación. Estos encuentros desafortunados tienen consecuencias tanto para nosotros (sentirnos culpables, desbordados, pensar que somos malos padres/madres…) como para los niños.

Cuando esta forma de actuar se mantiene en el tiempo, puede convertirse en un patrón de relación dañino que es necesario romper.

Pero, ¿por qué actuamos así? ¿por qué nos dejamos llevar por los impulsos y no gestionamos con serenidad las demandas que se nos plantean con nuestros hijos? …

La respuesta a estas preguntas depende de muchos factores, sería conveniente hacer un ejercicio de reflexión para conocernos más a nosotros mismos y saber que puede estar fallando y cómo podemos mejorar.

¿Es posible aprender a ser pacientes con nuestros hijos?

Ejercicios de reflexión, posibles causas de nuestro comportamiento