Raquel Mª Ramírez

Fisioterapeuta pediátrica, UDIATE

La mayoría de actividades que llevamos a cabo en nuestro día a día las realizamos empleando de manera combinada y coordinada ambas manos: escribir en el ordenador, montar en bici, doblar ropa, hacer la cama, usar el móvil, pelar fruta, cocinar, coser, hacerte una coleta, atar los cordones, abrochar una chaqueta, etc.

Los niños con hemiparesia infantil tienen dificultades para desempeñar estas actividades, ya que padecen una disminución de la fuerza motora o parálisis parcial en un brazo y una pierna del mismo lado del cuerpo. Esto puede generarles frustración, restarles autonomía y aumentar su nivel de dependencia de otras personas.

La terapia bimanual cada vez cuenta con mayor evidencia científica sobre su utilidad en niños que tienen dificultades para realizar movimientos con una de sus extremidades superiores. Esta terapia favorece el uso coordinado de ambas manos para participar en actividades de la vida diaria.