María García Lázaro

Psicóloga infantil

Unidad de Atención temprana – UDIATE

fisioterapia infantil

Con el inicio de las vacaciones se plantea un gran reto a las familias con niños: ¿qué hacemos durante todo el verano? Han sido muchos los meses de trabajo duro, madrugones y retos y ahora es necesario, y merecido, un tiempo de descanso.

Los niños tienen adquirida una rutina de trabajo, tienen asimilados horarios y actividades. Llevan todo el curso priorizando la adquisición de conocimientos y es en esta época cuando se merecen desconectar y hacer lo que más les gusta, jugar.

Es recomendable que el adulto sea quien ofrezca alternativas de juego, guiando y pautando el buen desarrollo del mismo. Aunque, de igual forma, también es importante que los menores aprendan a manejar su tiempo libre, combatan el aburrimiento potenciando su imaginación y expandan su creatividad con un juego libre en los que sean ellos quienes pongan las normas, dirijan y gestionen.

Propuestas de Actividades Divertidas

A continuación, os dejamos unas propuestas de actividades asequibles y divertidas que fomentan desde diferentes objetivos el desarrollo cognitivo de los menores:

1.“Suelo prohibido”: Llenaremos un globo de lentejas con el objetivo de que haga ruido al moverse y que tenga un mayor peso. Daremos la orden de que hay que luchar para mantenerlo en el aire ya que si toca el suelo terminará el juego. A lo largo del juego podemos ir nombrando diferentes partes del cuerpo con las que tendremos que golpear el globo. Fomentamos el seguimiento de instrucciones y la motricidad.