Especialistas en Fisioterapia infantil en Sevilla

Unidad de Desarrollo infantil y Atención temprana – UDIATE

Hospital Victoria Eugenia Cruz Roja

Psicomotricidad infantil

La etapa entre los dos y tres años en los niños es una fase de búsqueda de la autonomía. Su psicomotricidad avanza rápidamente al igual que su socialización.

En los niños pequeños, el movimiento tiene numerosas repercusiones para el desarrollo normal y la personalidad del niño. La psicomotricidad gruesa participa en la elaboración y en el desarrollo de todas las funciones mentales: inteligencia, lenguaje, afectividad, conciencia… Por este motivo, hay que intentar que los niños estén en movimiento, con juegos de psicomotricidad gruesa que les hagan saltar o correr.

Son trayectos con diferentes desafíos motores que los niños deben recorrer siguiendo un orden determinado, de tal manera que desde un punto de partida a uno de llegada hayan podido pasar por todos los ejercicios presentados.

Partiendo de la base de que cada niño lleva su ritmo de aprendizaje, con estos ejercicios podemos ayudarles a trabajar ciertas habilidades, presentándoles diferentes retos y haciendo uso de diversos materiales.

Circuitos de Psicomotricidad

Los circuitos de psicomotricidad tienen la ventaja de ser lúdicos y de desarrollar las capacidades psicomotrices de los niños.