Especialista en cardiología Sevilla

Hospital Victoria Eugenia Cruz Roja

Las enfermedades cardiovasculares (ECV) y cerebro-vasculares son la principal causa de mortalidad y discapacidad en España. Afectan a más de 11 millones de personas, casi el 25% de la población.

El infarto agudo de miocardio  es la más frecuente con un 61 por ciento de las muertes. Se estima que cada año aumentará un 1,5 por ciento el número de casos de infarto y angina de pecho debido al envejecimiento de la población.

Según la Organización Mundial de la Salud, el 80% de las muertes prematuras podrían haberse evitado siguiendo un estilo de vida saludable y reduciendo factores de riesgo.

Las enfermedades cardiovasculares y sus factores de riesgo

Las enfermedades cardiovasculares (ECV) son aquellas que afectan tanto al sistema circulatorio como al corazón.

Tipos de enfermedades cardiovasculares o ECV

Entre ellas se encuentran:

  • Enfermedad coronaria

  • Enfermedad valvular cardiaca

  • Hipertensión arterial

  • Accidente cerebrovascular (trombosis o derrame cerebral)

  • Enfermedad cardiaca reumática.

Entre las enfermedades isquémicas del corazón, el infarto agudo de miocardio es la más frecuente con un 61 por ciento de las muertes. Si bien esta dolencia en sujetos de 25 a 74 años se mantiene estable, se estima que cada año aumentará un 1,5 por ciento el número de casos de infarto y angina de pecho debido al envejecimiento de la población.

Por su parte, la enfermedad cerebro vascular se presenta con mayor frecuencia en la población de edad avanzada. Los efectos ocasionados van desde leves hasta graves y pueden incluir problemas de visión y coordinación de los movimientos, siendo una de las principales causas de invalidez grave y prolongada en los adultos.

Causas o factores de riesgo cardiovascular

La patología de base de las ECV es la aterosclerosis, una enfermedad inflamatoria que se caracteriza por la acumulación de lípidos, células inflamatorias y tejido fibroso en las arterias. Su etiología es multifactorial y compleja, interviniendo tanto factores ambientales como genéticos. Estos factores de riesgo suelen presentarse asociados entre sí, potenciando el riesgo cardiovascular.

Factores de riesgo cardiovascular modificables

Los factores de riesgo ambientales suelen ser modificables, lo cual permite prevenir el desarrollo de la ECV. Entre ellos, los tres más importantes son:

  • Colesterol elevado

  • Hipertensión arterial

  • Tabaquismo

No obstante, debemos también considerar factores como la: