Servicio de Urgencias

Hospital Victoria Eugenia de Cruz Roja Española

En caso de ictus, si ha transcurrido menos de 24 horas desde el inicio de los síntomas se puede realizar un tratamiento urgente efectivo que reduce o elimina las secuelas.

El “tiempo es cerebro” por lo que es fundamental reducir lo máximo posible el tiempo desde inicio de los síntomas hasta el traslado del paciente a un hospital.

¿Qué es un ictus y qué tipos hay?

Se conoce como ICTUS cuando se produce una disminución brusca o una interrupción de la circulación de la sangre en el cerebro. La sangre lleva el oxígeno necesario para la vida y el funcionamiento de las células cerebrales que se llaman neuronas que, sin oxígeno, dependiendo del tiempo que dure este problema y de en qué parte del cerebro se produzca, funcionan mal, dejan de funcionar temporalmente o mueren produciéndose un infarto cerebral que no es otra cosa que la muerte de las neuronas.

Tipos de Ictus

Hay 2 tipos de ictus:

  • Ictus hemorrágico

  • Ictus isquémico

En el fondo, la enfermedad es la misma, pero está causada por 2 motivos opuestos y al ser opuestos, necesitan tratamientos opuestos por lo que lo que mejora uno puede empeorar el otro. Eso obliga a trasladar urgentemente al hospital a quien presente un ictus y obliga además al médico de urgencias a saber y poder diferenciar, mediante su experiencia y exploración del paciente, así como de algunas pruebas radiológicas, la causa del mismo. De esta forma, podrá iniciar un tratamiento urgente que resuelva el problema y evite la muerte de las neuronas al restablecer la circulación sanguínea en el cerebro.

Síntomas o señales de alerta

Los síntomas del ictus aparecen muy rápido, en segundos o minutos por lo que si alguien presenta alguna de estas molestias desde hace días, hay muy poca probabilidad de que se trate de un