Manuel Pereira 

Podólogo, fisioterapeuta y osteópata de la Unidad de Medicina del Deporte del Hospital Victoria Eugenia

Regina Antón Valiente

Fisioterapeuta de la Unidad de Medicina del Deporte del Hospital Victoria Eugenia

No siempre un esguince severo va acompañado e fuerte dolor, por lo que es de vital importancia hacer una exploración y diagnóstico certero.

Un esguince de tobillo hace referencia a un desgarro de los ligamentos del tobillo. Existen ligamentos que aportan estabilidad pasiva a una articulación tanto en la cara externa como interna del tobillo. Las lesiones más frecuentes son en la cara externa y en ocasiones llevan asociadas fracturas o arrancamientos óseos por exceso de tracción. El esguince de ligamentos de la cara lateral externa del tobillo, es una de las lesiones con mayor incidencia en la población, principalmente durante la práctica deportiva. No por ello está exento de un análisis pormenorizado de las causas y los factores de riesgo asociado, lo que hace indispensable contar con un centro de referencia que cuente con especialistas en la materia.

Causas

Normalmente el esguince de tobillo es una lesión que se produce de manera fortuita por un mal movimiento o un accidente a la hora de hacer la pisada en el suelo. La biomecánica y la propiocepción juegan un papel capital en este asunto.

Síntomas

Tiene la particularidad de que no en todos los casos a mayor gravedad de la lesión, mayor  dolor e impotencia funcional, por lo que es de vital importancia hacer una exploración y diagnostico certero.

Hay esguinces de grado II-III que pueden llegar a doler menos e incluso resultar menos aparatosos visualmente en cuanto a inflamación, que un grado I.

Los signos y síntomas más relevantes que pueden aparecer con esta lesión serán:

  • Dolor moderado

  • Debilidad

  • Inflamación

  • Hematoma

  • Rigidez articular

  • Dificultad para caminar

  • Inestabilidad

Clasificación o grados de esguince

Diferentes grados según su gravedad.

  • Grado I: Lesión leve, sobreestiramiento del ligamento con micro-roturas.

  • Grado II: Lesión moderada, rotura parcial del ligamento.

  • Grado III: Lesión grave, rotura completa del ligamento.

¿Qué debemos hacer si sospechamos que lo tenemos?

Reposo, aplicar hielo, y acudir a centro médico.

Dia