Damián Rial

Traumatólogo

Hospital Victoria Eugenia Cruz Roja

Alergólogo Sevilla

Las lesiones de rodilla son una de las lesiones más frecuentes durante la práctica deportiva, sobre todo las que afectan a los meniscos o las asociadas a lesiones ligamentosa.

En los últimos meses, en los que gran parte de la población ha estado en casa y con restricciones de movilidad, ha aumentado el número de personas que se han iniciado en la práctica de ejercicio al aire libre una vez finalizaron las restricciones. Este aumento de “nuevos deportistas”, que en ocasiones no cuentan con la adecuada preparación física, ha supuesto un incremento en el número de lesiones. Hablamos sobre ello con el Doctor Damián Rial, traumatólogo del hospital.

Entrevista al Doctor Damián Rial Valverde, traumatólogo del Hospital

¿Cuáles son las lesiones de rodilla más frecuentes a causa de la práctica deportiva y qué deportes la dañan más?

Las lesiones más frecuentes de rodilla durante la práctica deportiva son las que afectan a los meniscos, principalmente el interno, que tiene menos movilidad que el externo. También se asocian frecuentemente con lesiones ligamentosas principalmente en los deportes de pivote donde hay muchos giros de rodilla, como el fútbol o baloncesto.

Rotura de menisco

¿Qué factores de riesgo existen en este tipo de lesiones?  ¿Hay algún colectivo más predispuesto?

La poca preparación física ante actividades muy intensas es el principal factor de riesgo con el que nos encontramos. En cuanto a colectivos, los más propensos a padecer lesiones son, por un lado, los deportistas de élite que sobrecargan mucho esta articulación y por otro, los que practican deporte sin la adecuada preparación física.

¿Cuáles son los síntomas que nos indican que existe lesión y cuándo debemos acudir a consulta o a urgencias?

Los pacientes que sufren una lesión de este tipo acuden a la consulta con dolor intenso en la rodilla, inflamación e hidrartrosis (acumulación de líquido sinovial en el interior de la rodilla), y si hay afectación ligamentosa, inestabilidad de la rodilla. Todos estos síntomas impiden la práctica deportiva y en ocasiones, la vida normal. Ante cualquiera de estos síntomas, deben acudir a la consulta de traumatología y en caso de una inflamación muy acentuada, a urgencias.

¿Cómo se diagnostica una lesión