Pablo Catalán

Oftalmólogo Sevilla

Hospital Victoria Eugenia Cruz Roja

La miopía, la hipermetropía y el astigmatismo son defectos de refracción óptica, es decir son defectos de graduación en los que la imagen no se enfoca correctamente en la retina y el resultado es una visión borrosa.

Los pacientes que deben acudir al oftalmólogo, y no únicamente a una óptica, son los niños, los pacientes con alta graduación y aquellos en los que a pesar de una graduación óptica no consiguen alcanzar una buena visión.

Diferencias entre miopía, hipermetropía y astigmatismo

Miopía

En la miopía el enfoque de las imágenes se produce delante de la retina y el paciente presenta mala visión de lejos.

Clases de miopía

Se clasifica en simple, cuando es menor de 6 dioptrías y no se asocia a degeneraciones en la retina. Y en magna, degenerativa o progresiva cuando es de 6 o más dioptrías y se asocia a degeneraciones en la retina.

Otra clasificación la diferencia en axial o por aumento de la longitud del ojo, de curvatura por aumento de la curvatura de la córnea o el cristalino, o de índice por aumento de la potencia en dioptrías del cristalino (esta última es muy típica de la aparición de cataratas).

Miopía Oftalmólogo Sevilla lentes y operación
Operación de miopía

Hipermetropía

En la hipermetropía las imágenes se enfocan detrás de la retina y su síntoma principal es una mala visión de cerca. Se clasifica en latente que es aquella que el ojo puede compensar por la acomodación (esfuerzo que realiza el ojo para enfocar de cerca), y en manifiesta