Desde la Unidad de Rehabilitación cardiovascular del Hospital Victoria Eugenia, ofrecemos un Programa integral para mejorar la calidad de vida y modificar los factores de riesgo cardiovascular.

Este programa va dirigido tanto a personas que hayan sufrido un infarto o cualquier otro evento cardiaco, como a personas que tienen factores de riesgo que pueden dar lugar a cualquier complicación cardiaca pero aún no la han padecido, como hipertensos, fumadores, obesos, etc.

Es un proceso integral y multidisciplinar para limitar los efectos físicos y psicológicos de las enfermedades cardiovasculares.

A través de la evaluación médica y estratificación del riesgo cardiovascular, se ofrece a cada paciente, programas educacionales y de entrenamiento físico regular, así como, detección y corrección de sus factores de riesgo para conseguir un estilo de vida cardiosaludable.

Programa de Rehabilitación Cardíaca 

La Dra. Julia Eslava nos explica en qué consiste este Programa de Rehabilitación cardíaca en estos vídeos:

Unidad de Rehabilitación Cardiovascular Sevilla – Hospital Victoria Eugenia

Los programas de Rehabilitación cardiovascular (RC) han demostrado mejorar la calidad de vida y el bienestar social, reducir la mortalidad de un 25% a un 46% (en 5 años), y la recurrencia del Infarto agudo de miocardio no fatal en 31%. A su vez, ha demostrado reducir los reingresos urgentes, de un 28% a un 56%.

Sin embargo, a pesar de sus beneficios, menos del 30% de los pacientes con indicación de RC realizan estos programas.

  • Mejora los síntomas cardíacos como angina de pecho, ahogo, palpitaciones

  • Mejora el control de la presión arterial

  • Disminuye el riesgo de formación de trombos

  • Mejora el control del colesterol y de la glucemia

  • Ayuda al control del peso

  • Contribuye al abandono del tabaco

  • Disminuye la ansiedad y la depresión

  • Disminuye el estrés

  • Mejora la  calidad de vida y facilita la incorporación laboral

  • Personas con factores de riesgo cardiovascular como hipertensión arterial, diabetes, obesidad o sobrepeso, tabaquismo, colesterol o triglicéridos altos

  • Posterior a un infarto agudo de miocardio o angina de pecho

  • Posterior a una angioplastia con o sin implante de stents

  • Paciente con insuficiencia cardiaca congestiva

  • Cirugía cardiaca de patologías coronarias, congénitas, vasculares y valvulares

  • Pacientes portadores de marcapasos, desfibriladores o resincronizadores

  • Pacientes con arritmias o sometidos a ablación

  • Pacientes con claudicación intermitente de miembros inferiores