Damián Rial

Traumatólogo Sevilla

Hospital Victoria Eugenia Cruz Roja

Fisioterapeuta Sevilla Regina Antón

Rotura de menisco

Las roturas meniscales son unas de las lesiones mas frecuentes que afectan a la rodilla con una incidencia de 61 casos por 100.000 habitantes año y suponen el mayor número de intervenciones quirúrgicas que se realizan en esta articulación.

Mecanismos de lesión según edad

Podemos diferenciar dos mecanismos de lesión diferentes dependiendo de la edad del paciente:

Rotura meniscal en pacientes jóvenes

Suele producirse por un mecanismo de semiflexión mas rotación de la rodilla. Esto lo vemos frecuentemente en la práctica de deportes donde hay frenos y giros bruscos, los llamados deportes de pivote como el fútbol, baloncesto o balonmano.

Rotura meniscal en pacientes de mayor edad

En pacientes de mayor edad suelen ser roturas degenerativas en el contexto de rodillas con signos artrósicos. Estas roturas se producirán con traumatismos leves ya sea arrodillarse , ponerse de cuclillas o incluso levantarse del asiento. Esto les provocará un empeoramiento de las molestias que ya presentaban en la rodilla.

¿Cuáles son los síntomas de una rotura de menisco?

  • Dolor intenso en la cara interna o externa de la rodilla que aumenta con la flexión y rotación de la rodilla.

  • En ocasiones el paciente refiere un “chasquido “ en el momento de la rotura.

  • Sensación de inestabilidad de la rodilla debido al dolor que presenta.

  • Inflamación y aumento del líquido intrarticular (Hidrartros).

  • Dificultad importante para la deambulación.

  • En ocasiones la rodilla puede quedarse bloqueada en flexión no pudiendo reproducir su arco de movilidad completo.

Tipos de roturas meniscales

Las roturas meniscales se clasifican de forma básica en:

  • Radiales.

  • Oblícuas que pueden dar lugar a las llamadas roturas en “Flap” o “pico de loro”.