Medicina General y de Familia

Hospital Victoria Eugenia Cruz Roja

Una gripe, un resfriado mal curado, la irritación causada por el tabaco o sufrir una alergia crónica, pueden generar un trastorno llamado sinusitis.

 

¿Qué es la sinusitis y qué la produce?

La sinusitis es una inflamación de los senos paranasales, que son las cavidades aéreas que se encuentran en los huesos frontales y maxilar superior, que se comunican con las fosas nasales e influyen en la respiración, la fonación, el calentamiento y la olfacción adecuados. Estas cavidades producen secreciones de tipo mucoso que van a la nariz.

Esta inflamación se puede producir por algún proceso catarral, por un proceso alérgico, una rinitis de diferente índole, o por implantes dentales que atraviesan el suelo de los senos maxilares y provocan infecciones recurrentes, procedentes de bacterias orales.

¿Cuáles son los síntomas?

Son muchos y diversos, pero destacan:

  • El dolor de cabeza

  • Sensación de pesadez

  • Mareos

  • Fatiga a veces

  • Inestabilidad

  • Fiebre

  • Escalofríos

  • Dolores musculares consecuentes del proceso infeccioso

  • Sensación de pérdida de audición en ocasiones

Muchas migrañas se confunden, por los síntomas, con una sinusitis y viceversa.

En ocasiones, se produce una faringitis y amigdalitis recurrentes (secundarias al goteo retronasal de la mucosidad, que suelen ser ya bacterianas, de ahí la necesidad de los antibióticos. Muchos casos de amigdalitis se han intervenido como consecuencia de una sinusitis.

Tipos de sinusitis

Hay varios tipos en función del tiempo que dura cada proceso o por el número de recurrencias o épocas en que suelen aparecer:

  • Sinusitis aguda, donde los síntomas están presentes no más de cuatro semanas aproximadamente.

  • Sinusitis subaguda, dura de cuatro a 12 semanas.

  • Sinusitis crónica o recurrente, cuando dura más de 12 semanas.