Es una enfermedad muy prevalente, que afecta más a hombres que a mujeres y su frecuencia aumenta con la edad, aunque también afecta al 1-3% de los niños. En España se calcula que existen 1.200.000 a 2.150.000 de sujetos afectados de un SAHS de los que tan sólo se ha diagnosticado y tratado entre el 5 y el 9 por ciento de ellos.

Recientes estudios, muestran que el ronquido y el síndrome de apneas del sueño se relacionan con un aumento del riesgo de accidente laboral, en un 50% con respecto a controles sanos.

Los accidentes laborales se han convertido en un problema social de gran magnitud. Entre los múltiples factores que pueden contribuir a que se produzca un accidente laboral destacan la somnolencia excesiva diurna (SED), la privación de sueño, el trabajo a turnos y el consumo de alcohol y fármacos.

La SED es el síntoma principal del SAHS (Síndrome de apneas/hipopneas del sueño), que es uno de los más frecuentes trastornos del sueño que en los últimos años ha adquirido gran importancia debido a su morbi-mortalidad (hipertensión arterial, enfermedades cerebro y cardiovasculares, accidentes de tráfico, laborales y domésticos, etc) y a la repercusión sobre la calidad de vida de los enfermos.

Perfil del paciente con SAHS

El perfil del paciente con SAHS es:

  • Un varón de edad media

  • Obeso y roncador

  • Cansancio y falta de rendimiento en el trabajo

  • Disminución del grado de atención

  • Sueño no reparador y somnolencia excesiva diurna

La enfermedad se instaura en el paciente de forma insidiosa a lo largo del tiempo, y el enfermo solo consulta cuando está muy sintomático; al ser esta enfermedad un problema de salud pública obliga al médico a mantener un alto índice de sospecha para identificar precozmente a los pacientes que respondan al perfil y derivar a la Unidad de Sueño correspondiente, que es la que realizará las pruebas complementarias necesarias para el diagnóstico de confirmación y su tratamiento. Es fundamental el diagnóstico precoz para minimizar las consecuencias potencialmente graves del síndrome sobre la salud y calidad de vida del enfermo.

Se conoce también, la mayor frecuencia de accidentes de tránsito entre los individuos que presentan alteraciones del sueño provocadas por trastornos respiratorios. Este grado de siniestralidad supone tanto una reducción de la productividad como una alteración del estado de salud.

Por ello, la prevención de accidentes debido a e