Endocrinología Sevilla

Hospital Victoria Eugenia Cruz Roja

La diabetes es una enfermedad compleja y convivir con ella a diario puede ser todo un reto. Para ayudar a nuestros pacientes, compartiremos consejos prácticos en 7 áreas clave de la enfermedad que faciliten el día a día y permitan conocer cómo prevenir el desarrollo de complicaciones relacionadas con la enfermedad tanto a corto como a largo plazo.

En esta primera parte, abordaremos 3 de ellos:

1.- Una alimentación saludable 

Si tienes diabetes, probablemente tengas muchas preguntas sobre qué puedes comer y qué no. No tienes que dejar de comer tus comidas favoritas ni dejar de visitar restaurantes, pero es importante que sepas que todo lo que comes puede afectar tus niveles de azúcar (glucosa) en sangre.

Si controlas la cantidad de alimentos que comes y eliges alimentos saludables, esto puede ayudarte a controlar mejor tu diabetes y prevenir otros problemas de salud. Hay 3 tipos de nutrientes principales en los alimentos: los carbohidratos, las proteínas y las grasas. Una comida saludable debe incluir estos nutrientes pero con énfasis en: carbohidratos complejos (como el pan integral), la fibra (frijoles, granos integrales, las frutas y las verduras), proteínas sin grasa (pollo sin piel o el pescado), muchas verduras (especialmente las verduras de hoja verde) y una cantidad limitada de grasas saludables para el corazón (como el aceite de oliva, las nueces o las almendras).

El azúcar es un carbohidrato y los alimentos que la contienen no tienen el mismo valor nutritivo que los granos o las verduras, y a menudo pueden tener un alto contenido de grasas y calorías. Lo mejor es limitar el consumo de alimentos que contienen azúcar a pequeñas porciones; y asegúrate de contar la cantidad de carbohidratos para respetar el total recomendado en tu plan de comidas.

Existen varias técnicas algo más complejas para controlar la alimentación cómo: contar racione