De cómo influyen nuestros pies en la aparición de algunas patologías, ha hablado el Dr. Manuel Pereira, responsable de la Unidad de Biomecánica del Hospital así como de la importancia de realizarnos, al menos una vez en la vida, un estudio de biomecánica. Éste nos permitirá saber cómo son nuestros pies, qué morfología tenemos y como evitar algunos problemas.
Aquí podéis escuchar la entrevista completa:

Manuel Pereira

Responsable Unidad de Biomecánica del Hospital Victoria Eugenia

El próximo domingo 19 de febrero se celebra la Maratón de Sevilla que este año alcanza una cifra récord de participantes, alrededor de 14.000 inscripciones.

Cada vez existe mayor afición por el deporte y es una buena noticia pero bien es cierto que no siempre se hace deporte bien y que se cometen muchas imprudencias que tienen además graves consecuencias.

Hay que cuidarse antes y después de hacer deporte: la alimentación, el calentamiento previo y algo muy importante, nuestros pies.

De ello vamos a hablar con el Dr. Manuel Pereira, responsable de la Unidad de Biomecánica del Hospital Victoria Eugenia, integrada en la Unidad de medicina del Deporte que ofrece un tratamiento integral a deportistas aficionados y profesionales.

 ¿Hasta qué punto es importante que cuidemos nuestros pies?

Los pies son la base de sustentación del cuerpo. Como dato: en el esqueleto hay 206 huesos y de ellos 52 están en los pies. Esa ¼ parte del esqueleto es el eslabón inicial de la cadena y por tanto determina cómo se van a comportar el resto de huesos y estructuras blandas que hay por encima.

Un pie plano, cavo, supinador o pronador facilita la aparición de lesiones que deben ser analizadas por especialistas. Actualmente hay medios técnicos muy desarrollados que facilitan el diagnóstico, tratamiento y prevención de lesiones y en eso, desde la Unidad de Medicina del Hospital Victoria Eugenia, tenemos mucho que decir.

¿Cómo llegamos a saber qué tipo de pies tenemos?

La mejor forma de saberlo es acudiendo al especialista y realizarse un estudio biomecánico de la pisada. En él analizamos tanto la morfología de los pies, como el tipo de huella, posición de la espalda, postura en general. Es una visión global del paciente con los pies como inicio del análisis. Es realmente sorprendente lo que se puede sacar de una persona analizando simplemente sus pies y su postura.

Personas a las que les duele la zona baja de la espalda cuando pasan mucho tiempo de pie quietos, que se levantan con rigidez matutina, que se le cargan los músculos de las piernas al caminar o hacer deporte, que se quedan afónicos con facilidad, etc, tienen un origen más que probable en los pies y su patrón postural.

En el Hospital valoramos de forma muy analítica cómo y dónde se encuentra el centro de gravedad corporal, cómo repartimos las cargas a cada lado del cuerpo y qué movimientos hacemos durante la marcha o la carrera. Sistemas 3D, cámaras de alta resolución, láser, etc, todo al servicio del paciente. El movimiento es vida y nosotros lo analizamos.

Y este tipo de estudio debemos hacerlo todos, no sólo deportistas:

No hay edades ni requisitos especiales para hacerse un estudio biomecánico. Desde niños hasta ancianos, pasando por deportistas, perso